Bioinformaticos

Consejos | Recomendaciones | Revisión

Donde Dice En La Biblia Ocupate De Mis Cosas?

Donde Dice En La Biblia Ocupate De Mis Cosas
Mateo 6:33. Ocupate de mis cosas y yo me ocuparé de las tuyas. ‘Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. ‘

¿Qué dice Mateo 6 25 34?

Page 2 – 6 Jesús enseña sobre tres prácticas de piedad # 6.1 Las secciones correspondientes a 6.1-18 se refieren a las tres principales prácticas de la piedad judía de entonces: la ayuda a los necesitados, la oración y el ayuno (además de lo ordenado expresamente en la ley).

  1. En estos vv.
  2. Se establece un contraste entre hacer estos actos piadosos para ser vistos por los demás (vv.1,2,5,16,18) y hacerlos para que Dios los vea (vv.4,6,18).1 »No hagan sus buenas obras delante de la gente solo para que los demás los vean. # 6.1 Cf. Mt 23.5.
  3. Si lo hacen así, su Padre que está en el cielo no les dará ningún premio.1.

Sobre la limosna 2 »Por eso, cuando ayudes a los necesitados, no lo publiques a los cuatro vientos, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles para que la gente hable bien de ellos. Les aseguro que con eso ya tienen su premio.3 Cuando tú ayudes a los necesitados, no se lo cuentes ni siquiera a tu amigo más íntimo; # 6.3 No se lo cuentes ni siquiera a tu amigo más íntimo: Lit.

que tu mano izquierda no sepa lo que hace la derecha,4 hazlo en secreto. Y tu Padre, que ve lo que haces en secreto, te dará tu premio.2. Sobre la oración ( Lc 11.2-4 ) 5 »Cuando ustedes oren, no sean como los hipócritas, a quienes les gusta orar de pie # 6.5 De pie: postura usual para orar, en tiempos bíblicos.

en las sinagogas y en las esquinas de las plazas para que la gente los vea. # Mt 23.5; Lc 18.10-14. Les aseguro que con eso ya tienen su premio.6 Pero tú, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre en secreto. Y tu Padre, que ve lo que haces en secreto, te dará tu premio.

  • 6.6 Premio: Véase Mt 5.12 nota.7 »Y al orar no repitan ustedes palabras inútiles, como hacen los paganos, # 6.7 Cf.1 R 18.25-29 ; Eclo 7.14,
  • Que se imaginan que cuanto más hablen más caso les hará Dios.8 No sean como ellos, porque su Padre ya sabe lo que ustedes necesitan, antes que se lo pidan.
  • 6.8 Cf.v.32; Lc 12.30.9 Ustedes deben orar así: # 6.9-13 Orar así: Esta oración sigue modelos de oraciones del AT y del judaísmo.

Consta de una invocación inicial y de siete peticiones. Las tres primeras se refieren a Dios ( tu nombre, tu reino, tu voluntad ), las otras cuatro a los hombres en forma comunitaria ( nosotros ). Cf. Lc 11.2-4. »’Padre nuestro # 6.9 Padre nuestro: Cf. Is 63.16; 64.8 (7).

  1. Son pocas las veces que el AT se refiere a Dios como Padre; Jesús recoge este concepto y lo hace parte esencial de la fe del NT.
  2. Véase Lc 11.2 nota.
  3. Que estás en el cielo, santificado sea tu nombre.
  4. 6.9 Santificado sea: otra posible traducción: santifica (véase Mt 5.4 nota).
  5. Nombre: Véase Índice temático.

Se pide que Dios mismo manifieste su santidad y poder entre los hombres, de manera que todos lo reconozcan como Dios (cf. Ez 36.22-23; nótese también Jn 12.28).10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra, así como se hace en el cielo. # 6.10 Hágase.

  1. En el cielo: otra posible traducción: Realiza tu voluntad (o tus designios ), en la tierra y en el cielo (esto es, en todo el universo ); véase 6.9 nota.11 Danos hoy el pan que necesitamos.
  2. 6.11 Que necesitamos: traducción de una palabra que puede significar de cada día, o para el día de hoy, o para el día de mañana.

Cf. Ex 16.4; Pr 30.8-9; nótese también el tema del pan en Jn 6.32-35.12 Perdónanos el mal que hemos hecho, # 6.12 El mal que hemos hecho: Lit. nuestras deudas; expresión usada comúnmente en la cultura hebrea, con el significado de culpas o pecados cometidos (cf.

  • Mt 18.23-25).
  • Así como nosotros hemos perdonado a los que nos han hecho mal.13 No nos expongas a la tentación, # 6.13 No nos expongas a la tentación: Se pide a Dios que nos libre de aquella tentación que pone en peligro nuestra fidelidad a él. Cf.
  • Mt 26.41; 1 Co 10.13.
  • En Mt 4.1-11; 16.1 se mencionan otras formas de tentación o prueba.

Véase también Stg 1.12-14 n. sino líbranos del maligno.’ # 6.13 Del maligno: esto es, del diablo; otra posible traducción: del mal (Mt 5.37 nota). Algunos mss. añaden Porque tuyo es el reino y el poder y la gloria para siempre. Amén. Ésta es una doxología o alabanza que parece haber sido agregada como fórmula litúrgica por la iglesia durante los primeros siglos, modelada sobre oraciones como la de David en 1 Cr 29.10-13.14 »Porque si ustedes perdonan a otros el mal que les han hecho, su Padre que está en el cielo los perdonará también a ustedes; 15 pero si no perdonan a otros, tampoco su Padre les perdonará a ustedes sus pecados.

# 6.14-15 Mt 18.35; Mc 11.25; Ef 4.32; Col 3.13 ; cf. Eclo 28.2-5,3. Sobre el ayuno 16 »Cuando ustedes ayunen, # 6.16 La práctica del ayuno, o sea el abstenerse de alimentos por motivos religiosos, data de los tiempos del AT; cf.2 Cr 20.3; Jl 2.12-15. no pongan cara triste, como los hipócritas, que aparentan tristeza para que la gente vea que están ayunando.

Les aseguro que con eso ya tienen su premio.17 Tú, cuando ayunes, lávate la cara y arréglate bien, 18 para que la gente no note que estás ayunando. Solamente lo notará tu Padre, que está en lo oculto, y tu Padre que ve en lo oculto te dará tu recompensa.

  • Riquezas en el cielo # 6.19-21 Esta sección y las que siguen (vv.22-34) tratan de la actitud que debe tomarse ante el uso de los bienes de este mundo.
  • Lc 12.33-34 ) 19 »No amontonen riquezas aquí en la tierra, donde la polilla destruye y las cosas se echan a perder, y donde los ladrones entran a robar.20 Más bien amontonen riquezas en el cielo, donde la polilla no destruye ni las cosas se echan a perder ni los ladrones entran a robar.

# 6.19-20 Cf. Tb 4.8-9; Eclo 29.11; cf. Stg 5.2-3. Entran: Lit. perforan; muchas casas estaban hechas de barro y palos, de modo que los ladrones podían perforar fácilmente las paredes.21 Pues donde esté tu riqueza, allí estará también tu corazón. La lámpara del cuerpo ( Lc 11.34-36 ) 22 »Los ojos son la lámpara del cuerpo; así que, si tus ojos son buenos, todo tu cuerpo tendrá luz; 23 pero si tus ojos son malos, todo tu cuerpo estará en oscuridad.

  1. 6.22-23 Cuerpo: es decir, persona.
  2. El ojo malo se usaba como imagen de la envidia o la avaricia (así en el texto hebreo de Dt 15.9; Pr 23.6; 28.22, y en el griego de Mt 20.15; Mc 7.22).
  3. El ojo bueno (v.22), por tanto, puede representar aquí a la persona generosa, en relación con el tema global de los vv.19-34 (véase 6.19-21 n.).

Algunos, sin embargo, interpretan el contraste entre el ojo sano y el malsano (6.22-23) como imagen de la diferente capacidad para recibir la iluminación del evangelio (cf. Lc 11.34). Y si la luz que hay en ti resulta ser oscuridad, ¡qué negra será la oscuridad misma! Dios y las riquezas ( Lc 16.13 ) 24 »Nadie puede servir a dos amos, porque odiará a uno y querrá al otro, o será fiel a uno y despreciará al otro.

No se puede servir a Dios y a las riquezas. # 6.24 Riquezas: gr. mamonas, palabra tomada del arameo. Tiene ese significado. Dios cuida de sus hijos ( Lc 12.22-31 ) 25 »Por lo tanto, yo les digo: No se preocupen por lo que han de comer o beber para vivir, ni por la ropa que necesitan para el cuerpo. ¿No vale la vida más que la comida y el cuerpo más que la ropa? 26 Miren las aves que vuelan por el aire: no siembran ni cosechan ni guardan la cosecha en graneros; sin embargo, el Padre de ustedes que está en el cielo les da de comer.

See also:  Soñar Con Mi Hijo En El Agua?

¡Y ustedes valen más que las aves! # Mt 10.31; Lc 12.7.27 En todo caso, por mucho que uno se preocupe, ¿cómo podrá prolongar su vida ni siquiera una hora? # 6.27 ¿Cómo. hora?: otra posible traducción: ¿cómo puede añadir medio metro a su estatura? 28 »¿Y por qué se preocupan ustedes por la ropa? Fíjense cómo crecen los lirios del campo: # 6.28 La expresión lirios del campo puede designar diversas plantas, especialmente las de flores con colores vistosos.

  1. No trabajan ni hilan.29 Sin embargo, les digo que ni siquiera el rey Salomón, con todo su lujo, # 6.29 1 R 10.4-7,23.
  2. Salomón tenía fama entre los judíos de haber sido el rey más rico y de mayor esplendor de todos los tiempos.
  3. Se vestía como uno de ellos.30 Pues si Dios viste así a la hierba, que hoy está en el campo y mañana se quema en el horno, ¡con mayor razón los vestirá a ustedes, gente falta de fe! 31 Así que no se preocupen, preguntándose: ‘¿Qué vamos a comer?’ o ‘¿Qué vamos a beber?’ o ‘¿Con qué vamos a vestirnos?’ 32 Todas estas cosas son las que preocupan a los paganos, pero ustedes tienen un Padre celestial que ya sabe que las necesitan.33 Por lo tanto, pongan toda su atención en el reino de los cielos y en hacer lo que es justo ante Dios, # 6.33 Lo que es justo ante Dios: Véase Mt 3.15 n.

y recibirán también todas estas cosas. # Sal 37.4.34 No se preocupen por el día de mañana, porque mañana habrá tiempo para preocuparse. Cada día tiene bastante con sus propios problemas.

¿Donde dice la Biblia que beban?

Eclesiastés 3:13 pues Dios quiere que todos coman, beban y disfruten de su trabajo. La vida es un don de Dios. Lea la Biblia, descubra Planes y busque a Dios todos los días. : Eclesiastés 3:13 pues Dios quiere que todos coman, beban y disfruten de su trabajo. La vida es un don de Dios.

¿Que nos enseña 1 de Timoteo 4 del 12 al 16?

‘Debemos sembrar en nuestro corazón la semilla de la caridad, el amor puro de Cristo. Él es el modelo perfecto de caridad; su vida entera, y en particular Su sacrificio expiatorio, es una lección de caridad. Cada uno de Sus actos refleja un amor absoluto e inequívoco por el género humano y por cada uno de nosotros.

¿Qué dice Eclesiastés 3 13?

Eclesiastés 3

  • 1 Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora:
  • 2 de nacer y tiempo de morir; tiempo de plantar y tiempo de arrancar lo plantado;
  • 3 tiempo de matar y tiempo de curar; tiempo de destruir y tiempo de edificar;
  • 4 tiempo de llorar y tiempo de reír; tiempo de lamentar y tiempo de bailar;
  • 5 tiempo de esparcir piedras y tiempo de juntarlas; tiempo de abrazar y tiempo de abstenerse de abrazar;
  • 6 tiempo de buscar y tiempo de perder; tiempo de guardar y tiempo de desechar;
  • 7 tiempo de rasgar y tiempo de coser; tiempo de callar y tiempo de hablar;
  • 8 tiempo de amar y tiempo de ; tiempo de guerra y tiempo de paz.
  • 9 ¿Qué provecho saca el que trabaja de aquello en que se afana?
  • 10 Yo he visto el trabajo que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que se en él.

11 Todo lo hizo hermoso en su tiempo. También ha puesto lo eterno en el corazón de ellos, sin lo cual el hombre no alcanza a percibir la que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.12 Yo sé que no hay nada mejor para ellos que alegrarse y hacer bien en su vida, 13 y también que es de Dios que todo hombre coma y beba, y goce del bien de toda su labor.14 Sé que todo lo que Dios hace será perpetuo; sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá.

  1. 15 Lo que ha sido, ya es; y lo que ha de ser, ya fue; y Dios restaura lo que ha pasado.
  2. 16 Vi más debajo del sol: en el lugar del juicio, allí está la maldad; y en el lugar de la justicia, allí está la iniquidad.
  3. 17 Dije yo en mi corazón: Al justo y al malvado Dios, porque hay un tiempo para todo lo que se quiere y para todo lo que se hace.
  4. 18 Yo dije en mi corazón, con respecto al de los hijos de los hombres, que Dios los prueba, para que vean que ellos mismos no son sino,
  5. 19 Porque lo que sucede a los hijos de los hombres y lo que sucede a las bestias es lo mismo: como mueren los unos, así mueren las otras, y un mismo aliento tienen todos; no tiene preeminencia el hombre sobre la bestia, porque todo es,
  6. 20 Todo va a un mismo lugar; todo es hecho del polvo, y todo al polvo volverá.
  7. 21 ¿Quién sabe si el espíritu de los hijos de los hombres sube a lo alto, y si el espíritu del animal desciende a lo hondo de la tierra?
  8. 22 Así, pues, he visto que no hay nada mejor para el hombre que alegrarse en sus propias obras, porque esta es su parte; porque, ¿quién le hará ver lo que ha de acontecer después de él?

¿Qué dice Eclesiastes 11 9?

Eclesiastés 11

  • 1 Echa tu pan sobre las aguas, porque después de muchos días lo hallarás.
  • 2 Reparte una porción a siete, y aun a ocho, porque no sabes qué mal ha de venir sobre la tierra.
  • 3 Si las nubes están llenas de agua, sobre la tierra la derramarán; y si el árbol cae hacia el sur o hacia el norte, en el lugar donde caiga el árbol, allí quedará.
  • 4 El que al viento observa no sembrará; y el que mira a las nubes no,
  • 5 Como tú no sabes cuál es el camino del, ni cómo crecen los huesos en el vientre de la mujer encinta, así también ignoras la obra de Dios, quien todas las cosas.
  • 6 Por la mañana siembra tu semilla, y al atardecer no dejes reposar tu mano, porque tú no sabes qué es lo mejor, si esto o lo otro, o si ambas cosas son igualmente buenas.
  • 7 Agradable es la, y bueno es a los ojos ver el sol.

8 Pero si el hombre vive muchos años, que se regocije en todos ellos; pero que recuerde los días de oscuridad, que serán muchos. Todo cuanto viene es,9 Alégrate, joven, en tu juventud, y que complazca tu corazón en los días de tu juventud; y anda en los caminos de tu corazón y a la vista de tus ojos, mas sabe que sobre todas estas cosas Dios te traerá a,10 Quita, pues, el enojo de tu corazón y aparta mal de tu carne, porque la adolescencia y la juventud son vanidad.

¿Qué dice Proverbios 23 19?

1 Cuando te sientes a comer con algún gobernante, considera bien lo que está delante de ti; 2 y pon cuchillo a tu garganta si tienes gran a apetito,3 No codicies sus manjares delicados, porque es pan engañoso.4 No te afanes por hacerte a rico ; deja de apoyarte en tu propia b prudencia,5 ¿Has de poner tus ojos en las riquezas que no son nada? Porque ciertamente se harán alas, como alas de águila, y volarán al cielo.6 No comas pan del maligno de ojo ni codicies sus manjares, 7 porque cual es su a pensamiento en su b corazón, tal es él.

Come y bebe, te dirá, pero su corazón no está contigo.8 Vomitarás el bocado que comiste y perderás tus suaves palabras.9 No hables a oídos del a necio, porque menospreciará la prudencia de tus palabras.10 No muevas el lindero antiguo, ni entres en los campos de los huérfanos, 11 porque el redentor de ellos es el Fuerte; él a defenderá la causa de ellos contra ti.12 Aplica tu corazón a la a enseñanza y tus oídos a las palabras del conocimiento.13 No rehúses corregir al muchacho, porque si lo castigas con vara, no morirá.14 Lo castigarás con vara y librarás su alma del Seol.15 Hijo mío, si tu corazón es sabio, también a mí se me alegrará el corazón; 16 mis entrañas también se alegrarán cuando tus labios hablen cosas rectas.17 No tenga tu corazón a envidia de los pecadores; antes bien, persevera en el temor de Jehová todo el día, 18 porque ciertamente hay un porvenir, y tu esperanza no será talada.19 Oye, hijo mío, y sé sabio, y endereza tu corazón al camino.20 No estés con los bebedores de vino ni con los comilones de carne; 21 porque el a bebedor y el b comilón se empobrecerán, y el mucho dormir los hará vestir de harapos.22 Oye a tu padre, que te engendró; y cuando tu madre envejezca, no la menosprecies.23 a Compra la b verdad y no la vendas; también la sabiduría, la enseñanza y c el entendimiento.24 Mucho se alegrará el padre del justo, y el que engendra hijo sabio se regocijará con él.25 ¡Alégrense tu padre y tu madre! ¡Y regocíjese la que te dio a luz! 26 Dame, hijo mío, tu corazón, y observen tus ojos mis caminos.27 Porque fosa profunda es la a ramera ; y pozo angosto, la extraña.28 Ciertamente ella está al acecho de la presa, y multiplica entre los hombres a los pérfidos.29 ¿Para quién será el ay? ¿Para quién el pesar? ¿Para quién las rencillas? ¿Para quién las quejas? ¿Para quién las heridas en balde? ¿Para quién lo enrojecido de los ojos? 30 Para los que se detienen mucho en el vino; para los que van buscando vinos mezclados.31 No mires al vino cuando rojea, cuando resplandece su color en la copa, cuando entra suavemente.32 Al final muerde como serpiente, y pica como a áspid,33 Tus ojos a a las extrañas, y tu corazón hablará perversidades.34 Y serás como el que yace en medio del mar, o como el que está en la punta de un mástil.35 Y dirás: Me hirieron, pero no me dolió; me golpearon, pero no lo sentí.

Cuando despierte, aún volveré en busca de más.

See also:  Que Significa Indigo En La Biblia?

¿Donde dice en la Biblia no se mueve una hoja?

Mateo 10: 20-28.

¿Qué dice Mateo 6 25 33?

Page 2 – 6 Jesús enseña sobre tres prácticas de piedad # 6.1 Las secciones correspondientes a 6.1-18 se refieren a las tres principales prácticas de la piedad judía de entonces: la ayuda a los necesitados, la oración y el ayuno (además de lo ordenado expresamente en la ley).

  • En estos vv.
  • Se establece un contraste entre hacer estos actos piadosos para ser vistos por los demás (vv.1,2,5,16,18) y hacerlos para que Dios los vea (vv.4,6,18).1 »No hagan sus buenas obras delante de la gente solo para que los demás los vean. # 6.1 Cf. Mt 23.5.
  • Si lo hacen así, su Padre que está en el cielo no les dará ningún premio.1.

Sobre la limosna 2 »Por eso, cuando ayudes a los necesitados, no lo publiques a los cuatro vientos, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles para que la gente hable bien de ellos. Les aseguro que con eso ya tienen su premio.3 Cuando tú ayudes a los necesitados, no se lo cuentes ni siquiera a tu amigo más íntimo; # 6.3 No se lo cuentes ni siquiera a tu amigo más íntimo: Lit.

que tu mano izquierda no sepa lo que hace la derecha,4 hazlo en secreto. Y tu Padre, que ve lo que haces en secreto, te dará tu premio.2. Sobre la oración ( Lc 11.2-4 ) 5 »Cuando ustedes oren, no sean como los hipócritas, a quienes les gusta orar de pie # 6.5 De pie: postura usual para orar, en tiempos bíblicos.

en las sinagogas y en las esquinas de las plazas para que la gente los vea. # Mt 23.5; Lc 18.10-14. Les aseguro que con eso ya tienen su premio.6 Pero tú, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre en secreto. Y tu Padre, que ve lo que haces en secreto, te dará tu premio.

# 6.6 Premio: Véase Mt 5.12 nota.7 »Y al orar no repitan ustedes palabras inútiles, como hacen los paganos, # 6.7 Cf.1 R 18.25-29 ; Eclo 7.14, que se imaginan que cuanto más hablen más caso les hará Dios.8 No sean como ellos, porque su Padre ya sabe lo que ustedes necesitan, antes que se lo pidan. # 6.8 Cf.v.32; Lc 12.30.9 Ustedes deben orar así: # 6.9-13 Orar así: Esta oración sigue modelos de oraciones del AT y del judaísmo.

Consta de una invocación inicial y de siete peticiones. Las tres primeras se refieren a Dios ( tu nombre, tu reino, tu voluntad ), las otras cuatro a los hombres en forma comunitaria ( nosotros ). Cf. Lc 11.2-4. »’Padre nuestro # 6.9 Padre nuestro: Cf. Is 63.16; 64.8 (7).

  1. Son pocas las veces que el AT se refiere a Dios como Padre; Jesús recoge este concepto y lo hace parte esencial de la fe del NT.
  2. Véase Lc 11.2 nota.
  3. Que estás en el cielo, santificado sea tu nombre.
  4. 6.9 Santificado sea: otra posible traducción: santifica (véase Mt 5.4 nota).
  5. Nombre: Véase Índice temático.

Se pide que Dios mismo manifieste su santidad y poder entre los hombres, de manera que todos lo reconozcan como Dios (cf. Ez 36.22-23; nótese también Jn 12.28).10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad en la tierra, así como se hace en el cielo. # 6.10 Hágase.

En el cielo: otra posible traducción: Realiza tu voluntad (o tus designios ), en la tierra y en el cielo (esto es, en todo el universo ); véase 6.9 nota.11 Danos hoy el pan que necesitamos. # 6.11 Que necesitamos: traducción de una palabra que puede significar de cada día, o para el día de hoy, o para el día de mañana.

Cf. Ex 16.4; Pr 30.8-9; nótese también el tema del pan en Jn 6.32-35.12 Perdónanos el mal que hemos hecho, # 6.12 El mal que hemos hecho: Lit. nuestras deudas; expresión usada comúnmente en la cultura hebrea, con el significado de culpas o pecados cometidos (cf.

Mt 18.23-25). así como nosotros hemos perdonado a los que nos han hecho mal.13 No nos expongas a la tentación, # 6.13 No nos expongas a la tentación: Se pide a Dios que nos libre de aquella tentación que pone en peligro nuestra fidelidad a él. Cf. Mt 26.41; 1 Co 10.13. En Mt 4.1-11; 16.1 se mencionan otras formas de tentación o prueba.

Véase también Stg 1.12-14 n. sino líbranos del maligno.’ # 6.13 Del maligno: esto es, del diablo; otra posible traducción: del mal (Mt 5.37 nota). Algunos mss. añaden Porque tuyo es el reino y el poder y la gloria para siempre. Amén. Ésta es una doxología o alabanza que parece haber sido agregada como fórmula litúrgica por la iglesia durante los primeros siglos, modelada sobre oraciones como la de David en 1 Cr 29.10-13.14 »Porque si ustedes perdonan a otros el mal que les han hecho, su Padre que está en el cielo los perdonará también a ustedes; 15 pero si no perdonan a otros, tampoco su Padre les perdonará a ustedes sus pecados.

6.14-15 Mt 18.35; Mc 11.25; Ef 4.32; Col 3.13 ; cf. Eclo 28.2-5,3. Sobre el ayuno 16 »Cuando ustedes ayunen, # 6.16 La práctica del ayuno, o sea el abstenerse de alimentos por motivos religiosos, data de los tiempos del AT; cf.2 Cr 20.3; Jl 2.12-15. no pongan cara triste, como los hipócritas, que aparentan tristeza para que la gente vea que están ayunando.

Les aseguro que con eso ya tienen su premio.17 Tú, cuando ayunes, lávate la cara y arréglate bien, 18 para que la gente no note que estás ayunando. Solamente lo notará tu Padre, que está en lo oculto, y tu Padre que ve en lo oculto te dará tu recompensa.

  • Riquezas en el cielo # 6.19-21 Esta sección y las que siguen (vv.22-34) tratan de la actitud que debe tomarse ante el uso de los bienes de este mundo.
  • Lc 12.33-34 ) 19 »No amontonen riquezas aquí en la tierra, donde la polilla destruye y las cosas se echan a perder, y donde los ladrones entran a robar.20 Más bien amontonen riquezas en el cielo, donde la polilla no destruye ni las cosas se echan a perder ni los ladrones entran a robar.
See also:  Que Significa Soñar Con Alguien Rubio?

# 6.19-20 Cf. Tb 4.8-9; Eclo 29.11; cf. Stg 5.2-3. Entran: Lit. perforan; muchas casas estaban hechas de barro y palos, de modo que los ladrones podían perforar fácilmente las paredes.21 Pues donde esté tu riqueza, allí estará también tu corazón. La lámpara del cuerpo ( Lc 11.34-36 ) 22 »Los ojos son la lámpara del cuerpo; así que, si tus ojos son buenos, todo tu cuerpo tendrá luz; 23 pero si tus ojos son malos, todo tu cuerpo estará en oscuridad.

  1. 6.22-23 Cuerpo: es decir, persona.
  2. El ojo malo se usaba como imagen de la envidia o la avaricia (así en el texto hebreo de Dt 15.9; Pr 23.6; 28.22, y en el griego de Mt 20.15; Mc 7.22).
  3. El ojo bueno (v.22), por tanto, puede representar aquí a la persona generosa, en relación con el tema global de los vv.19-34 (véase 6.19-21 n.).

Algunos, sin embargo, interpretan el contraste entre el ojo sano y el malsano (6.22-23) como imagen de la diferente capacidad para recibir la iluminación del evangelio (cf. Lc 11.34). Y si la luz que hay en ti resulta ser oscuridad, ¡qué negra será la oscuridad misma! Dios y las riquezas ( Lc 16.13 ) 24 »Nadie puede servir a dos amos, porque odiará a uno y querrá al otro, o será fiel a uno y despreciará al otro.

No se puede servir a Dios y a las riquezas. # 6.24 Riquezas: gr. mamonas, palabra tomada del arameo. Tiene ese significado. Dios cuida de sus hijos ( Lc 12.22-31 ) 25 »Por lo tanto, yo les digo: No se preocupen por lo que han de comer o beber para vivir, ni por la ropa que necesitan para el cuerpo. ¿No vale la vida más que la comida y el cuerpo más que la ropa? 26 Miren las aves que vuelan por el aire: no siembran ni cosechan ni guardan la cosecha en graneros; sin embargo, el Padre de ustedes que está en el cielo les da de comer.

¡Y ustedes valen más que las aves! # Mt 10.31; Lc 12.7.27 En todo caso, por mucho que uno se preocupe, ¿cómo podrá prolongar su vida ni siquiera una hora? # 6.27 ¿Cómo. hora?: otra posible traducción: ¿cómo puede añadir medio metro a su estatura? 28 »¿Y por qué se preocupan ustedes por la ropa? Fíjense cómo crecen los lirios del campo: # 6.28 La expresión lirios del campo puede designar diversas plantas, especialmente las de flores con colores vistosos.

  1. No trabajan ni hilan.29 Sin embargo, les digo que ni siquiera el rey Salomón, con todo su lujo, # 6.29 1 R 10.4-7,23.
  2. Salomón tenía fama entre los judíos de haber sido el rey más rico y de mayor esplendor de todos los tiempos.
  3. Se vestía como uno de ellos.30 Pues si Dios viste así a la hierba, que hoy está en el campo y mañana se quema en el horno, ¡con mayor razón los vestirá a ustedes, gente falta de fe! 31 Así que no se preocupen, preguntándose: ‘¿Qué vamos a comer?’ o ‘¿Qué vamos a beber?’ o ‘¿Con qué vamos a vestirnos?’ 32 Todas estas cosas son las que preocupan a los paganos, pero ustedes tienen un Padre celestial que ya sabe que las necesitan.33 Por lo tanto, pongan toda su atención en el reino de los cielos y en hacer lo que es justo ante Dios, # 6.33 Lo que es justo ante Dios: Véase Mt 3.15 n.

y recibirán también todas estas cosas. # Sal 37.4.34 No se preocupen por el día de mañana, porque mañana habrá tiempo para preocuparse. Cada día tiene bastante con sus propios problemas.

¿Qué es más importante el cuerpo o el vestido?

Lucas 12:23 Porque la vida es más que el alimento, y el cuerpo más que la ropa.

¿Qué nos dice Apocalipsis capítulo 3 versículo 20?

1 a Y escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete Espíritus de Dios y las siete b estrellas dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, pero estás c muerto,2 a Sé vigilante y fortalece las otras cosas que quedan y que están para morir, porque no he hallado bien acabadas tus obras delante de Dios.3 Acuérdate, pues, de lo que has recibido y has oído; y guárda lo y arrepiéntete.

Y si no a velas, vendré sobre ti como b ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.4 Sin embargo tienes unas pocas personas en Sardis que no han a manchado sus vestiduras y que b andarán conmigo en c vestiduras blancas, porque son d dignas,5 El que a venciere será vestido de vestiduras b blancas ; y no borraré su nombre del c libro de la vida, y d confesaré su nombre delante de mi Padre y delante de sus ángeles.6 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.7 Y escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Estas cosas dice el Santo, el Verdadero, el que tiene a la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: 8 Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto una puerta abierta delante de ti, la cual nadie puede cerrar, porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra y no has negado mi nombre.9 He aquí, yo haré que los de la sinagoga de Satanás, los que dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten, he aquí, yo los obligaré a que vengan y a adoren delante de tus pies, y sepan que yo te he amado.10 Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la a tentación que ha de venir en todo el mundo para probar a los que moran en la tierra.11 He aquí, yo vengo a pronto ; retén lo que tienes para que ninguno tome tu corona.12 Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá fuera; y escribiré sobre él el a nombre de mi Dios y el nombre de la ciudad de mi Dios, la b nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.13 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.14 Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí, el Amén, el testigo fiel y verdadero, a el principio de la creación de Dios, dice: 15 Yo conozco tus obras, que no eres frío ni caliente.

¡Ojalá fueses frío o caliente! 16 Pero porque eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.17 Porque tú dices: Yo soy a rico, y me he enriquecido y no tengo necesidad de ninguna cosa; y no sabes que tú eres un desdichado, y miserable, y pobre, y ciego y desnudo.18 Yo te aconsejo que compres de mí a oro refinado en el fuego para que seas rico, y vestiduras blancas para que te vistas y no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio para que veas.19 Yo reprendo y a disciplino a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, a entraré y cenaré con él, y él conmigo.21 Al que venciere, yo le daré que se siente conmigo en mi a trono, así como yo he b vencido y me he sentado con mi Padre en su trono.22 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Adblock
detector